Swipe to the left

Propósitos de año nuevo con los niños

Propósitos de año nuevo con los niños
Por Petit Oh! 7 months ago 1228 Vistas No hay comentarios

Iniciamos un nuevo año y con ello los nuevos retos. Solemos asociar los buenos propósitos a cosas para adultos, pero ¿y los niños? Es bueno compartir con ellos buenos propósitos que servirán para educarlos con una nueva tradición. Los propósitos para niños son diferentes según la edad, pueden ir desde cosas sencillas como lavarse los dientes dos veces al día, hasta la educación en valores, por ejemplo pedir siempre las cosas por favor o ceder el asiento cuando vean a una persona mayor.

Muchos de nosotros nos planteamos cumplir nuevos propósitos en el nuevo año, pero antes debemos hacer un balance de los del año que dejamos atrás. Es bueno preguntarnos ¿por qué no he cumplido todos mis propósitos? ¿qué puedo hacer esta vez para que sí que funcionen? Este ejercicio se puede hacer con los pequeños de la casa también, enseñar a los más niños a comprometerse con pequeñas tareas o detalles del día a día.

Tus propósitos son muy ambiciosos y poco realistas. Normalmente nos marcamos unas metas muy difíciles de cumplir porque son muy radicales. Es importante ser consciente que un propósito es un cambio y todos los cambios necesitan su proceso y su tiempo de adaptación. Esto ocurre tanto en los adultos como en los niños. Es recomendable enseñar a los más pequeños que todo propósito requiere un esfuerzo y que poco a poco se consigue, lo importante es ser constante y tener paciencia.

Hay demasiadas imposiciones en tu lista. Las obligaciones no transmiten buena onda, así que evita usar frases en negativo que pueden causar efectos contrarios, ya que te estas repitiendo el NO constantemente. Busca que tus propósitos estén formulados en positivo. En lugar de decir “no comeré chocolate”, debería ser “introduciré una pieza de verdura a mi dieta diaria”. En el caso de los niños, la negatividad puede ser contraproducente, por eso hagamos que entre todos la lista de propósitos sea positiva y anime a lograr esos nuevos retos.

Tener pocos propósitos. Elegid uno o dos para poder centraros en esos y así no os agobiaréis por tener que cumplir tantas cosas a la vez. Algunos propósitos pueden ser: tener ordenados los juguetes después de jugar, hacer una actividad al aire libre (si es compartida con la familia mucho mejor), pedir las cosas por favor, ir poniendo las monedas que les dan en una hucha, probar sabores nuevos, cuidar el planeta apagando las luces o no malgastando agua, así como aprender a reciclar, cambiar los videojuegos por un juego de mesa al menos una vez a la semana, y el teléfono móvil por un libro... Estos son algunos propósitos de los muchos que se te pueden ocurrir para compartirlos con los peques.

Tener claro el motivo. Es importante que sepas el porqué de esos propósitos. Eso te ayudará a encontrar la manera de alcanzarlos y no darte por vencido rápidamente. Busca la razón principal de los propósitos y ayuda a los niños a razonar el motivo. Por ejemplo, razonar entre todos por qué es importante lavarse los dientes tres veces al día. Los niños querrán hacerlo con más ganas sabiendo que toda la familia lo tiene que cumplir para que los dientes estén sanos.

Tenemos los propósitos claros, ¿Qué podemos hacer con los niños?

  • -Anotar el propósito en un papel y colgarlo en el árbol de Navidad o hacer un dibujo juntos. Verlo escrito te ayudará a creértelo más y verlo más claro. Con los propósitos de los niños también. Todos os acordaréis de hacerlo si tenéis un bonito recordatorio. Además, realizar estas sencillas actividades es una forma de hacer cosas unidos, puede ser un propósito bonito compartir todo el tiempo que podáis juntos.
  • -Empezar el mismo día y ser constante. Si lo dejas para mañana te costará más empezar. No dejes que pase el tiempo y la motivación decaiga. Esto es muy importante para los propósitos de todas las edades. ¡No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy!

Con todos estos nuevos propósitos, Petit Oh! os desea un feliz y próspero año nuevo lleno de alegría y amor.