Swipe to the left

¡Mi bebé cumple un año! ¡Ideas geniales para la primera fiesta de cumpleaños!

¡Mi bebé cumple un año! ¡Ideas geniales para la primera fiesta de cumpleaños!
Por Petit Oh! 4 months ago 12702 Vistas No hay comentarios

¡Toda excusa es perfecta para organizar algo bonito! Además acostumbro a ser muy práctica así que muchas veces no es necesario gastarse un dineral para montar un pequeño evento familiar en casa. Invirtiendo bien tus recursos y con un poco de maña y DIY el resultado puede ser genial.

Tengo dos niños: Gala cumplirá 4 años en verano y Bruno cumplió su primero añito hace menos de un mes. Ninguno de los dos está bautizado ni entra en nuestros planes hacerlo así que el primer cumpleaños ha sido todo un acontecimiento familiar. Si bien es cierto que al final el trabajo y el día a día no me permitieron hacer todo lo que me hubiera gustado, conseguí organizar una fiesta bonita con bien poquito y en tiempo récord.

Cada vez que me toca organizar un sarao familiar tengo un dilema enorme respecto al lugar donde celebrarlo. Vivimos en un piso, grande eso sí, pero me da una pereza enorme tener que ordenar antes y después de la fiesta en cuestión así que esta vez tenía claro que celebraríamos el cumple fuera de casa. Pensé en muchas opciones y después de darle mil millones de vueltas, al final lo vi claro: alquilaríamos una casita rural y ya de paso pasaríamos el fin de semana. Seguramente sea una opción algo menos económica pero que sin duda recomiendo para estar amplios, poder invitar a mucha más gente, estar al aire libre (siempre que el tiempo nos lo permita) y alargar todo el tiempo que se quiera disfrutando del entorno. Y como os decía, aprovechar la ocasión para pasar un fin de semana agradable y en familia. Nosotros particularmente nos juntamos poquito así que lo saboreamos a tope.

Antes de elegir el lugar para la celebración tenía claro que el evento tenía que tener una identidad propia para que todo respirara un mismo hilo conductor en cuanto a temática y gama de colores. Así que encargué el diseño a Cristina de Nice Party que hace unas cosas ideales. Y teniendo en cuenta lo poco que dormimos con Bruno, el tema no podía ser otro que el Panda (sí, por mis mega ojeras). Cristina diseñó una imagen perfecta para la ocasión y me envió una caja con todo lo necesario para celebrar el cumple: recipientes para decorar la mesa con la comida, botellines para el batido de los niños, guirnaldas, chocolatinas, gorritos…¡No faltaba detalle!

Como os decía antes intento ser muy práctica en lo que a eventos familiares se refiere y además acostumbro a rentabilizar al máximo el presupuesto. Esto es, hacer que todo luzca estupendo con el mínimo presupuesto. Así, decidí no complicarme mucho la vida, ni tampoco la del marido, y organizar una barbacoa bastante simple pero muy resultona (es decir, butifarras y burguers a la barbacoa para todo el mundo). Monté una mesita con distintos panes en unas cestas de rafia, y distintos condimentos para acompañar: pepinillos, aceitunas, cebolla, tomate…También había un bol enorme con ensalada por si a alguien le apetecía algo más sano. Y para rematar, ensaladilla de la yaya (un clásico entre la familia que no puede faltar en cualquier comida familiar).

Y bajo el porche de la casita, frente a una pared de piedra natural que no necesitaba apenas decoración, monté la mesa de bebidas y dulces, lo realmente importante en cualquier fiesta ;) Y me ocupé yo misma de toda la comida, lo ideal para controlar al máximo el presupuesto.

Preparé un dispensador enorme con limonada casera y coloqué un barreño de zinc lleno de hielo a tutiplén con el resto de bebida y así mantenerla fría. El resto de la mesa la ocupaban dulces varios en los colores “corporativos” de la fiesta -blanco y negro y mint-: donuts de chocolate, galletas oreo, cupcakes de nutella caseros…y varias chucherías en los mismos tonos. Y por supuesto el pastel, un naked cake de varios pisos relleno de nata, nutella y mermelada de fresa coronada por dos ositos panda –como no podía ser de otra forma-. Os aseguro que no soy nada cocinillas pero con un poco de esmero y paciencia, todo sale. Y puedo decir con orgullo que el pastel me quedó estupendo! Lo único que encargué fueron unas galletas a Montse de Similam Arte Dulce que también regalé a los invitados. Y un maravilloso globo de Pluie de Confettis presidía la mesa.

Me encanta el handmade y el mundo DIY así que disfruto preparando los regalos para los invitados. Esta vez preparé las galletas dentro de unos sobres geniales en estampado geométrico y color mint de Hola Mamá y decorados con la papelería que me sobró de la box de Nice Party. Y como guinda, una foto de Bruno extraída de la maravillosa sesión que Marta de La Cámara de Lunares le hizo a Bruno unas semanas antes. Coloqué todos los regalos sobre la mesa, al otro extremo para que cada cual cogiera el suyo y eligiera la foto que más le gustara.

Por último hice dos ramos de cañas de bambú para decorar la mesa que iban genial con la temática panda.

Como veis, con muy poquito y con algo de maña se puede preparar un cumple de lo más especial cuyo recuerdo nos quedará para toda la vida.

¡Espero que os guste!

Judith - Event and wedding planner

Instagram: @juju__ls