Swipe to the left

¿Cómo estimular a mi bebé para que gatee?

¿Cómo estimular a mi bebé para que gatee?
Por Petit Oh! 3 months ago 334 Vistas No hay comentarios

Cuando somos padres y madres primerizos nos surgen muchas dudas sobre el crecimiento y el aprendizaje de nuestros hijos. Una de ellas es ¿cuándo empezará a gatear mi bebé y cómo puedo ayudarlo?

Es importante tener en cuenta que hay bebés que gatean antes y otros más tarde. Normalmente los bebés gatean antes de empezar a caminar entre los 6 y 10 meses, pero hay algunos que se saltan este paso. La mayoría de los bebés gatean perfectamente con un año. El gateo es un proceso como cualquier aprendizaje y cada bebé lo hace diferente. El gateo es un paso para aprender a caminar y para ello deben saber controlar su equilibrio, coordinar sus manos y pies y a fortalecer sus extremidades. Es importante que antes de gatear, los bebés aprendan a sentarse sin apoyo y a mantener la cabeza recta porque tienen que fortalecer extremidades y espalda.

Cada bebé tiene su forma de gatear: moverse sentado, doblar las piernas para deslizar las nalgas, mover su barriga con la ayuda de los brazos y piernas, etc. Lo mejor son los suelos cálidos, como el parqué o la tarima flotante.También podemos recubrir su habitación con una alfombra pesada y amplia o con piezas de puzzle de goma dura.

Estos son algunos trucos para que el bebé empiece a gatear:

  • - Elige un espacio amplio para poner sus juguetes delante del bebé y alejados. Los juguetes blanditos y de colores suelen ser los más atractivos para ellos. Existen juguetes que además de ser perfectos para estos juegos de aprendizaje, también estimulan los sentidos de la vista, el tacto y el oído por su textura, forma y elementos sonoros.
  • - Puedes poner obstáculos para que los esquive, siempre con seguridad para que no sea peligroso.
  • - Nunca lo dejes solo porque puede necesitar tu ayuda en algún momento.
  • - Cubre enchufes, objetos y esquinas para que no se haga daño.

¿Qué puedes hacer si tu bebé no gatea? No te preocupes. Sobre todo no lo riñas, porque no vas a conseguir nada, incluso puede ser negativo. Una buena idea es llevarlo al pediatra para que un especialista te aconseje qué hacer. Pero no sufras, que tarde o temprano todos los bebés gatean o empiezan a caminar. ¡No habrá quien lo pare!