Swipe to the left

Consejos para cuidarse durante el embarazo

Consejos para cuidarse durante el embarazo
Por Petit Oh! 11 months ago 665 Vistas No hay comentarios

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios hormonales que conllevan cambios físicos y psíquicos. El pelo y el rostro de la embarazada suele lucir más, pero es muy importante cuidarse. Por eso reunimos algunos consejos para hacer que los cambios más pesados sean más llevaderos y cómo cuidarse durante el embarazo.

Nos miramos al espejo y vemos que las ojeras no cesan por el cansancio y la adaptación de tu cuerpo. Para ello existe un remedio casero que te puede ayudar a aliviar la hinchazón y las ojeras. Con dos discos de algodón empapados de infusión de té y manzanilla fría sobre los ojos sentirás que la zona se relaja, e incluso el frío dará un efecto lifting. Con eso y la mirada de una mujer que va a ser mamá, la belleza natural será la protagonista.

No te asustes si encuentras alguna mancha nueva en tu rostro, es normal. Durante el embarazo el estrógeno y la progesterona aumentan y se produce una gran concentración de melanina. Lo más importante es usar cremas con protección UV siempre que estés expuesta al sol, poner en abundancia y en repetidos momentos. También es importante llevar una limpieza del rostro diaria con productos sin alcohol. Esto ayudará a eliminar las impurezas y dará luz a tu cara.

La hinchazón común en los tobillos de las embarazadas también puede afectar a los labios, pero en esta zona será bonito. ¡Lucirás unos labios más carnosos! En los tobillos se produce retención de líquidos que podrás evitar o minimizar llevando zapatos planos y holgados. Deberías descansar una temporada de los taconazos.

Durante el embarazo, a causa de los altos niveles de progesterona, el cabello es abundante y bonito. Pero también puede sufrirse un poco de caída del cabello, así como las uñas frágiles. El consejo para el pelo es dejar secar de forma natural, evitar secador y plancha. Evitar las coletas, moños… todo aquello que rompe el pelo. Para las uñas, usar aceites y cremas hidratantes.


También es muy común sufrir picores y estrías en zonas como los pechos y la barriguita por el estiramiento de la piel. Por eso la piel tiene que estar hidratada antes, durante y después del embarazo. Evitar prendas ajustadas y sintéticas. Mantener la piel elástica y tonificada con cremas hidratantes sin alcohol, aplicarlas todos los días en las zonas más propensas. Mejor usarlas después de la ducha porque los poros de la piel están más dilatados y absorben mejor todos los beneficios. Además, los masajes circulares ayudan a la absorción y a activar la circulación.

Estos masajes también serán buenos para no tener varices y para reducir la inflamación. Se recomienda poner las piernas en alto siempre que se pueda, duchas frías y beber mucha agua.

Además, a todo esto se debe sumar el deporte que ayuda a sentirse bien física y mentalmente. Antes de nada, hay que eliminar cualquier prejuicio al deporte durante el embarazo: el ejercicio físico no aumenta el riesgo de sufrir complicaciones ni abortos.

Hacer deporte ayuda a reducir el dolor de espalda, a mantener una buena circulación, a dormir mejor y a afrontar las contracciones cuando llega su momento. La natación es el deporte perfecto pero también se puede bailar, correr, pedalear, ir al gimnasio... siempre evitando los sobreesfuerzos y sin llegar a las 130-140 pulsaciones. Se puede llevar el control con las propias máquinas o con un pulsómetro. ¡Así que no hay excusas para hacer un poco de deporte y divertirse!


Posteado en: Embarazo