Swipe to the left

¿Cómo no ser una súper mamá?

¿Cómo no ser una súper mamá?
Por Carla Pérez Martí 8 months ago 667 Vistas No hay comentarios

Carla Pérez Martí es mamá, terapeuta y psicóloga. Para nuestros 15 años nos dedicó una charla muy interesante sobre "Cómo no ser una súper mamá". Para los que no pudisteis verla o la queréis volver a ver, la colgamos en nuestro blog para que la podáis disfrutar y compartir.

Nos habló de 6 creencias que ella considera que la gente tiende a tener de una súper mamá:

1. Una súper mamá se cree ilimitada, pero no puedes llegar a todo, pide ayuda.

En nuestra sociedad tenemos tendencia a querer ser súper mamás invencibles. No accedemos a nuestra vulnerabilidad. Esto puede ser peor, por lo que es necesario pedir ayuda. Aprovechar lo que ofrece la maternidad y conectar con esta vulnerabilidad. Tomarlo como un regalo para descubrirse a una misma y también crear un vínculo especial con tu bebé.

2. Una súper mamá se cree que tras la cuarentena vuelve a su vida sexual, pero tu deseo sexual no es inmediato, respeta los tiempos.

Carla es sexóloga y aconseja darse tiempo. No somos robots, el cuerpo necesita recuperación, que los ciclos vuelvan y reconectar con el deseo. Es muy importante respetar el tiempo que necesita cada una para recuperar el deseo sexual, sin prisas y cuando el cuerpo esté cómodo.

3. Una súper mamá cree que la depresión post-parto no irá con ella, pero tener un bebé es una puerta de acceso a la vulnerabilidad.

Lo más sano es aceptar el cambio y todas las emociones generadas por las hormonas. Ser consciente que estar triste es normal, forma parte de la adaptación a esta nueva fase de la vida. También debemos pensar que el amor y vínculo con el bebé se va generando poco a poco, “el roce hace el cariño” y no debemos exigirnos que todo eso venga de golpe. En realidad, es una persona nueva que no conocemos de nada y tenemos que ir descubriendo poco a poco.

4. Una súper mamá cree que si lee todo sobre bebés y lo aplica será una madre 10, pero no existe la madre perfecta, no te compares.

La mamá consciente es la que se guía por su instinto, pero cuando eres mamá primeriza tienes sobreinformación y tiendes a compararte. Al final la experiencia se va cogiendo poco a poco y hay que dejarse llevar por el instinto. Cada lloro significa cosas diferentes. Si estás relajada y te vinculas con tu hijo, no necesitas tanta información o leer tantos libros.

La clave está en estar tranquila, parar, aceptar y escucharnos.

5. Una súper mamá cree que pierdes lo que eras antes de la maternidad y nunca lo recuperas, pero si además de madre recuperas otras partes de ti misma, vuelves a tu rol de mamá llena de energía.

No hay que olvidarse que somos también otras cosas además de mamás. Tenemos amigas, nos gusta hacer deporte u otras actividades. Es importante darse el derecho a recuperar esas facetas y no significa descuidar la maternidad, al contrario, es cuidar la salud física y mental de una misma.

6. Una mamá sana no es una súper mamá, pero es una mamá consciente.

Nos convertimos en mamás conscientes en el momento que pasamos de ser mamás vírgenes a ser mamás que reconocen sus necesidades. Podéis leer el post de Carla en el que habla de la llegada de su primer hijo. Os ayudará a identificaros y a entender que todas las mamás primerizas tienen incertidumbres totalmente normales.

Para finalizar, compartió con nosotros este fragmento de Laura Guttman, terapeuta especializada en maternidad, que transmite en pocas palabras el descubrimiento de ser mamá:

No devenimos madres necesariamente cuando parimos al niño, sino en el transcurso de algún instante de desesperación, locura y soledad en medio de la noche con nuestro hijo en brazos. Cuando la lógica y la razón no nos sirven, cuando nos sentimos transportadas a un tiempo sin tiempo, cuando el cansancio es infinito y sólo nos resta entregarnos a ese niño que expresa nuestro yo profundo y no logramos acallar, entonces nuestra madre interior ha nacido.

Laura Guttman

Podéis ver la charla completa en nuestro canal de YouTube. Y conocer mucho más sobre Carla y su proyecto Camina con C, no os lo podéis perder!


*Foto de Natàlia Icart.


Posteado en: Embarazo