Swipe to the left

Baby moon, el último viaje antes de ser tres

Baby moon, el último viaje antes de ser tres
Por Petit Oh! 7 months ago 440 Vistas No hay comentarios

Ser mamás y papás es una aventura que os cambiará la vida, viviréis momentos inolvidables y grandes experiencias, pero también tendréis que dedicar mucho tiempo al bebé: cambiar pañales, trasnochar, dar de comer… Por ello antes del embarazo o del nacimiento es un buen momento para hacer una escapada con tu pareja o amigos. Se cierra una etapa, y se celebra el inicio de otra mejor.

La palabra baby moon nació hace más de 20 años gracias a una antropóloga inglesa. Para ella, baby moon significa viajar los tres juntos para fortalecer el vínculo. Con el tiempo se ha ido modificando hasta llegar a lo que conocemos hoy en día como el viaje en pareja antes del bebé.

¿Cuándo puedes hacerlo? Aunque puedes viajar cuando quieras si tu embarazo no es de riesgo, los médicos aconsejan hacerlo en la etapa de más tranquilidad del embarazo, entre las semanas 12 y 28. Ya habrá pasado el riesgo y todavía no será el período de mayor incomodidad para la mamá. Es importante tener en cuenta que hay alguna compañía aérea que pide el certificado médico para volar pasadas las 28 semanas.

¿Qué puedes hacer en este viaje? Si sigues los consejos del médico en cuanto a la alimentación y los esfuerzos, tienes ubicado el hospital y viajas con seguro médico, puedes disfrutar de excursiones, paseos por la playa, sesiones de spa… pero evita trayectos demasiado largos, zonas muy calurosas y paseos en barco o autobús que te puedan producir mareos.

Podéis encontrar infinidad de destinos y planes para disfrutar en pareja, tanto para los que buscan relajación como para los que prefieren un viaje cultural. Es un buen momento para realizar escapadas que después serán más complicadas de hacer con el bebé, por ejemplo las que suponen un cambio horario o las rutas que puedan ser cansadas para los niños.

Si os decantáis por un viaje nacional, os recomendamos viajar en primavera o inicio de verano cuando hace buen tiempo y todavía no ha llegado el fuerte calor. Pensamos en algunas ciudades con mucho encanto que nos gustan para ti. Relajarte, comer bien y descansar en la costa cantábrica, San Sebastián o Santander pueden ser buenos destinos para ello. También os esperan las grandes ciudades donde disfrutar de cenas románticas y noches de teatro. Y muchos otros rincones cargados de magia, callejuelas con mucha historia y pueblos rodeados de naturaleza. Salir de la ciudad y respirar aire puro será bueno para todos.

Para los más trotamundos os recomendamos el romanticismo de las Islas Griegas, el helado al sol de la Costa Amalfitana en Italia o las actividades culturales de una de las ciudades más bonitas al norte de Europa, Copenhague. Y para los que todavía quieren ir más lejos, la isla de los dioses les está esperando. Bali puede ser un destino ideal para envolverse de espiritualidad, paz interior e incluso desatar la pasión con tu pareja.

¡Ahora ya queda en vuestras manos! ¿Por qué destino os decantáis? Estamos deseando conocer vuestra experiencia. ¡La intimidad queda en pareja!