Swipe to the left

¡Bebés y naturaleza! Picnics, paseos y más...

¡Bebés y naturaleza! Picnics, paseos y más...
By Petit Oh! 9 months ago 2035 Views No comments

Desde muy pequeño, nos hemos llevado a Biel de excursión: primero con el fular, luego con la mochila ergonómica y actualmente con la mochila rígida en las excursiones largas.

Somos del parecer que a los niños hay que cultivarles el sentido de admiración y asombro por la naturaleza:

“El asombro es un mecanismo innato del niño…. Es el deseo para el conocimiento….Los niños necesitan más que nunca asombrarse pacientemente mirando cómo una gota de lluvia resbala por el cuerpo de un ciempiés peludo… La naturaleza enseña a nuestros hijos que las cosas no son inmediatas y que lo bueno y lo bello llevan su tiempo. ”

L’Ecuyer, Catherine

A través del contacto con la naturaleza el niño puede adquirir infinidad de conocimientos y teniendo en cuenta todos los sentidos: el olor a eucalipto o a ramo silvestre, el efecto del viento en las hojas, el canto de un grillo, el movimiento lento de las nubes o de una hormiga, el sabor de una nuez recién cogida del árbol. Cuando uno está en la montaña es imposible aburrirse, hay un montón de cosas para explorar y tesoros por descubrir. Solo hay que sentarse, estar atento y observar.

La naturaleza nos ofrece mil posibilidades para un juego libre y no estructurado, donde el niño, a través de elementos naturales, puede inventar, crear, soñar. No es necesario que haga buen tiempo, un día de lluvia puede ser el más divertido para un peque (y no tan peque), y sino preguntar a quien no le gusta saltar en los charcos con botas de agua! Cada estación nos ofrece su peculiaridad igual de bonita e interesante. Observar como va cambiando la naturaleza con el paso de los meses, también es una actividad interesante para hacer con los niños.

“Observar la naturaleza parece que es algo que le viene naturalmente a un niño pequeño; sólo es necesario que le crees las oportunidades para que lo haga”

Britton, Lesley

Nosotros intentamos dar un gran valor a la cotidiano, a las pequeñas cosas del día a día. Para mi y mi pareja (y espero que también para mis hijos) el mejor plan para un fin de semana es: cocinar entre todos una tortilla de patatas, o unos simples bocadillos, e ir de picnic a la montaña. Lo bueno es que para ello necesitamos poca cosa: una manta, una mochila llena de comida y agua, y una bolsita para guardar los pequeños tesoros que nos vayamos encontrando. Es un buen momento para compartir en familia, comer juntos y descubrir todo lo que nos ofrece la naturaleza.

Ahora que Biel ya come prácticamente solo (aunque se cansa rapidísimo), nos es muy práctico el termo de SkipHop para llevar su comida. Además, a él le encanta, ya que tiene los platos y cubiertos a juego. Yo soy muy de tradiciones, y así como tenemos una manta que usamos solo para ir de picnic, me gusta que también tenga un termo que asocie con las salidas a la montaña, así si quiere expresarnos que quiere ir al campo, pueda cogerlo para indicarlo.

“Los niños y niñas que pasan más tiempo en contacto con la naturaleza tienen una mejor salud, autoestima y un mayor desarrollo social y emocional”

Freire, Heike

Lidia

Si queréis seguirme os dejo mi Instagram, Blog y Pinterest:

Instagram · Blog · Pinterest