Swipe to the left

La llegada de un hermanito

La llegada de un hermanito
By Lidia Fraguas 11 months ago 1847 Views No comments

Desde el momento en que mi pareja y yo nos planteamos quedarnos embarazados de nuevo, tuvimos claro que teníamos que ayudar en este proceso a nuestro primer hijo y que para ello debíamos hacer algunos cambios con tiempo.

Lo primero que hicimos fue prepararle su habitación. En ese momento Biel tenía dos años, hacíamos colecho y aún tomaba pecho, pero aprovechando que venían Navidades y reyes, decidimos que llegaría su habitación. Para ello buscamos todo de elementos que creíamos que le podrían gustar y motivar: una cama grande, unas sábanas que le gustaran, le pintamos unes montañas en su pared... Desde el principio él se mostró contento y el cambio por suerte no costó en absoluto (es más, ¡empezó a dormir del tirón!)

Luego llegó el destete (ya que yo no me veía con fuerzas para hacer tándem) y la verdad es que también fue más fácil de lo que nos imaginábamos (aunque hoy en día aún busca tocar el pecho para relajarse y calmarse).

Más tarde él mismo nos pidió que quería llevar calzoncillos, así que le sacamos el pañal para que no se juntara con el inicio de curso y la llegada del hermano. Estamos en proceso, por la noche aún lo lleva, pero la verdad es que el verano y el estar en casa nos está ayudando bastante.

También fuimos a la biblioteca en busca de cuentos que hablaran sobre el tema. Hay infinidad de propuestas, pero éstos fueron los que escogí:

- Dentro de nuestra madre: un cuento precioso que muestra como la barriga de la mamá embarazada y el bebé van creciendo, contado por la hermana mayor, quien explica al bebé todas las cosas buenas que hay fuera para que salga pronto. Un cuento MUY BONITO, a Biel le encanta, sobretodo ver la última página cuando llega el bebé. También puede ayudar a gestionar la espera que tan larga se les hace.

- Dando el pecho de la A a la Z: un cuento bellísimo que muestra como distintas madres dan el pecho a sus hijos. Puede ir bien para hablar de que el bebé tomará pecho, que él lo tomó también solo salir de la barriga de mamá…

- Mamá tiene una casa dentro de la barriga: un cuento muy dulce que va contando como se siente la madre a medida que va evolucionando el embarazo y las cosas que hace el hermano mayor con su hermanito en el vientre.

Se vende hermano pequeño: éste muestra como una hermana mayor está harta de las trastadas de su hermano menor. Quizá es el que menos me gusta porqué hay connotaciones negativas en cuanto al hermano, pero también puede ir bien para enseñarles que a los hermanos pequeños se les tiene que ayudar con algunas cosas.

El embarazo es muy largo y para los niños es un proceso interminable. Así que nosotros dijimos a Biel que tendría un hermano cuando supimos que todo iba bien, que era un niño y cuando mi barriga ya era muy evidente. A partir de ahí, él mismo fue diciéndole cositas, ahora le da un montón de besos, le canta, le cuenta cosas, le pregunta cómo está, me pregunta si se mueve, explica a sus familiares y amigos que en mi barriga hay su hermano...

Yo nunca le propongo ni se lo recuerdo, es él mismo quien lo hace por iniciativa propia. Intentamos no acapararlo con el tema, que no crea que la llegada del hermano es lo único que nos preocupa. Tampoco insistimos en que: él será el hermano mayor, quien tendrá que cuidarlo, le tendrá que dejar sus juguetes… porqué pensamos que puede ser contraproducente. Procuramos llevarlo con normalidad, y si él pregunta o se interesa, darle respuestas.

Hemos querido que Biel se sintiera partícipe de algunas cosas: preparando la cuna, escogiendo un muñeco para su moisés, guardando juntos su ropa, acompañándonos a una eco para escuchar su latido… También hemos mirado fotos de cuando él nació y era pequeño para que fuera entendiendo como será cuando su hermano llegue: que nacerá en un hospital, que mamá se quedará unos días ahí con el bebé...

Tengo unas ganas inmensas de que llegue el día en que se conozcan, sus primeras caricias, sus primeras carcajadas juntos, sus primeros juegos… Desconocemos como irá, pero sabemos que habrá buenos momentos y otros más complicados, pasaremos etapas, pero ahí estaremos para acompañarlo y ayudarlo.