Swipe to the left

​Un rincón para el bebé en tu habitación

​Un rincón para el bebé en tu habitación
By 5 months ago 1582 Views No comments

Cuando te quedas embarazada una de las cosas que más ilusión hace es preparar el “nido”. Sueles buscar habitaciones de bebé para inspirarte, pensar un tema para la habitación, mirar qué muebles pueden decorarla, qué elementos poner, qué colores hacer predominar e incluso crear una carpeta en Pinterest con todas las ideas. Montas la cuna antes de que el bebé haya nacido, compras o coses unas sabanitas a conjunto con el resto de la habitación… pero luego te das cuenta (o al menos en nuestro caso) que la habitación solo la usas a modo de cambiador.

Como padres primerizos, muy emocionados preparamos todo esto para nuestro primer bebé. Nuestro segundo hijo tiene seis meses y de momento no tiene habitación, pero es que tampoco la usaría.

La experiencia te enseña que por mucha ilusión que te haga preparar la habitación del bebé, pintarla, montar la cuna, etc., los primeros meses no se usa, así que con el segundo decidimos ya ni hacerla, eso sí, pensamos un rincón en nuestra habitación para las cosas más básicas.

En nuestro caso hacemos colecho y esta vez hemos elegido hacerlo con un cojín nido. Tenemos el moisés de Moba que nos ha ido fenomenal y lo usamos tanto en la habitación como en el comedor ya que el primer sueño lo hace ahí. A la que nos acostamos a la cama a dormir, lo ponemos con nosotros en el cojín. Nos ha ido muy bien, queda más protegido, y cuando a veces viene nuestro segundo hijo a la cama, es mucho más seguro para el bebé.

Donde está el moisés hemos colgado unas guirnaldas y un oso polar que hicimos con washitape para así recoger su espacio. Lo colocamos ya para nuestro primer hijo y ahí se ha quedado.


En la cómoda hemos colocado el cambiador con un cesto con cosas básicas: toallitas, pañales, crema para el culete, cepillo, tijeras… Muchas veces lo acabamos cambiando en la cama con algún protector o en algún otro lugar de la casa. Es una idea genial prepararse un cesto con estas cosas básicas, ya que puedes llevarlo de un sitio a otro, acaba siendo de gran utilidad y facilita el momento del cambio del pañal.

También os recomendaría usar una lámpara quita miedos, ya que para la noche cuando te despiertas (o te despiertan) para dar el pecho o biberón es muy útil.


Esta es nuestra experiencia y tenía muchas ganas de contárosla. Sé que el tema del dormir es muy personal y cada familia lo hace siguiendo su criterio y comodidad.

Cualquiera que sea la elección será buena ya que lo importante es que cada uno encuentre el que más le facilita el día a día y con él que se siente más cómodo, tanto la madre/padre como el bebé.

¿Cómo lo hacéis vosotros/as?